Para más claridad, mira desde más arriba.

El trabajo de vivir consiste en salir adelante.

Samuel Johnson

Me comentaba una amiga hace unos días lo complejo que es para ella tomar decisiones. «Soy capaz de postergar una decisión hasta que la decisión ya se ha tomado sola».

«De hecho, no tengo ni que decidir porque cuando llega a ese momento, ya sólo puedo quedarme con la opción que me queda».

» Creo que la decisión me toma a mí, más que yo la tomo a ella».

Con frecuencia en sesión el tema a trabajar es: «tengo que tomar una decisión, pero no sé por donde empezar.»

Si tú eres uno de ellos, te invito a leer este artículo en el que te voy a dar algunas ideas que utilizo en mi vida personal para tomar mis propias decisiones.

¿Qué hacer cuando las cosas se complican?

Me di cuenta que cuando las cosas se complican es fácil caer en actitudes negativas.

Resulta fácil lamentarse por el destino y más fácil es caer de forma complaciente en el desengaño y en la frustración.

Con el tiempo he aprendido que en realidad, estas situaciones son ocasiones perfectas para reevaluar lo que estamos haciendo y así profundizar en nuestras ideas y objetivos.

Los tiempos difíciles puedes ser buenos tiempos si sabemos a qué juego estamos jugando y decidimos cuál va a ser nuestra próxima jugada.

Para más claridad mira desde más arriba.

Siempre que tu pensamiento se vuelva confuso, borroso o descentrado, es preciso que apartes tu atención del nivel donde lo tienes centrado y lo lleves a otro plano.

Intenta salir de ésa situación, intenta verlo desde otra perspectiva y las cosas las verás diferente.

¿Cómo planificar algo?

Si estás planificando algo y no lo ves claro, busca una pizarra o una hoja de papel en blanco para ver si encuentras nuevas ideas, nuevas perspectivas y tal vez encuentres también la información que te hace falta.

Si la imagen que tienes de ello es demasiado borrosa, vuelve a examinar tu meta . ¿Para que lo estoy haciendo?.

La claridad no se encuentra nunca en algo confuso.

Deja de pensar en lo que estabas pensando y eleva tu punto de vista.

¿Qué hacer para recuperar el control?

En primer lugar, debes de aceptar cuál es el juego ahora y debes establecer cuál es tu objetivo ahora.

¿Cuál es la meta o el resultado que pretendes alcanzar?

En segundo lugar debes de decidir cuál es la acción que te va a hacer avanzar en esa dirección y realizarla.

En el coaching hay una máxima que dice algo así como que las cosas solo se pueden hacer de una manera, y esa manera es: ¡Haciéndolas!

“Empieza haciendo lo necesario, después lo posible, y de repente te encontrarás haciendo lo imposible.” – San Francisco de Asís

El éxito en la vida tal vez tenga más que ver con la rapidez con la que aceptas y te pones a jugar al nuevo juego, que con lo bueno que hubieras llegado a ser en cualquiera de las anteriores.

¿Sabes ya en que nuevo juego te encuentras inmerso?

¿Estás planificando tu siguiente jugada y necesitas ayuda?