La excusa más común en mis consultas de coaching es «no tengo suficiente tiempo».

He escuchado esto tantas veces que aquí estoy escribiendo sobre gestión de tiempo y productividad con la esperanza de que, consigas cumplir con tus tareas y para que puedas hacer las cosas que te gustan.

El tiempo está ahí fuera, así que vamos a buscarlo

Mark Reklau

El tiempo no se puede gestionar.

El tiempo no se puede gestionar, pero sí se puede administrar la forma en que gastamos el tiempo que tenemos, que son, por si no te habías dado cuenta las 24 horas del día, como cualquier otra persona en este planeta.

Obviamente, no gestionamos nuestro tiempo sino que gestionamos nuestras prioridades.

¿Por qué es importante la productividad?

¿Por qué es importante la productividad? Fácil. Cuanto más productivo seas, más tiempo tendrás. Cuanto más productivo seas, más dinero ganarás, ya sea en tu despacho, en tu negocio o sencillamente iniciando un negocio en tu tiempo libre.

Mis amigos me dicen: «¿Cómo haces tantas cosas?» Trabajas, pintas, haces exposiciones, sesiones de Coaching. La respuesta es evidente, gestiono mi tiempo, gestiono mis hábitos y gestiono mis prioridades.

Tratamos de hacer las cosas que tocan.

En general no analizamos nuestros procesos de trabajo personal, y en el mejor de los casos, solo tratamos de hacer las cosas que tocan y eso exactamente es el error.

Hay una gran diferencia entre estar ocupado y ser productivo.

Estamos en una cultura en la que se anima a estar ocupado y hacer horas extras, mientras que ser productivo y organizado ha sido visto a menudo «como tener mucho trabajo». Puedes estar increíblemente ocupado todo el día y no realizar ningún trabajo importante.

Empieza a trabajar por resultados en lugar de estar ocupado.

Si estás cansado de no tener tiempo de hacer lo que quieres y de estar ocupado todo el tiempo, tienes que empezar a actuar.