La máxima productividad consiste en hacer algo que ocurra con el menor esfuerzo posible. El hecho de que hablemos de esfuerzo, significa que siempre habrá alguna resistencia o algún impedimento cuando tratemos de hacer algo. En este artículo te cuento qué debes tener en cuenta para maximizar la productividad en el trabajo.

Ponerlo fácil para que resulte Fácil

Mejorar la productividad tiene mucho que ver con gestionar con más eficacia los obstáculos, las barreras y las distracciones que frene o se oponga a nuestro avance. En el mundo donde vivimos, para obtener lo que queremos de una manera más eficaz debemos estar preparados para todo.

Y hay dos cosas que todos nosotros podemos hacer, en cualquier momento, para lograr que nos resulte más fácil reaccionar ante lo que nos ocurre sin perder el ritmo.

Cuando las personas encuentran un método para establecer un equilibrio en sus tareas cotidianas, ocurra lo que ocurra, mejoran su intuición y su productividad. Consiguen hacer un sinfín de cosas, como procesar información, gestionar sus pensamientos y sentimientos, dirigir su esfuerzo hacia los resultados y confiar en sus juicios acerca de qué hacer.

Cuando las personas saben que disponen de un método para enfrentarse a cualquier situación, se relajan. Y cuando están relajadas, todo les sale mejor. Hacen más cosas, con menos esfuerzo, y descubren toda clase de efectos secundarios maravillosos que mejoran los resultados de su esfuerzo y la calidad de su vida.

Descubre tu método para aumentar tu productividad

Para aumentar tu productividad es muy importante que tengas un método, ¡tu método! Como cada caso es particular y el primer paso es conocer cuál es nuestra situación actual, me encantaría poder conocer tu caso de manera personal y poder orientarte a descubrir tu método.

¿A qué esperas para aumentar tu productividad? ¡Escríbeme y hablamos!