Una de las frases que más oigo en las sesiones es: «yo lo que quiero es ser feliz».

Todos queremos ser felices, pero buscar la felicidad no es la mejor manera de encontrarla y tal vez mezclar las palabras felicidad y propósito, tampoco lo sea.

¿Qué es importante para ti?

El propósito es el camino más directo al poder y a la máxima fuente de la fuerza personal: la fuerza de la convicción y la fuerza de la perseverancia.

La receta para obtener resultados extraordinarios es saber que es importante para ti y emprender acciones en dosis diarias en función de ello.

Cuando tienes un propósito en la vida, todo lo ves más claro enseguida, y eso te lleva a actuar con más convicción en la dirección correcta y te ayuda a disfrutar de mejores opciones y de mejores experiencias.

Saber hacia dónde vas te ayuda a obtener los mejores resultados. .

Descubre cuál es tu Gran Porqué.

Para descubrir tu propósito debes preguntarte que es aquello que te impulsa.

Debes preguntarte ¿Qué es lo que hace que te levantes por la mañana y que es lo que hace que sigas adelante cuanto estás agotado y harto?

La felicidad es lo que queremos la mayoría, y sin embargo es lo que menos entendemos.

Sean cuales sean nuestras motivaciones, casi todo lo que hacemos en la vida, y sé que a veces puede parecer extraño, lo hacemos básicamente para ser felices.

Cada uno a su manera, cada uno con su estilo.

Me ayuda pensar que toda acción tiene una intención positiva y que esa intención positiva es, ser felices.

El problema es que la felicidad no ocurre como nosotros pensamos.

Quienes somos y a dónde queremos ir determinan lo que hacemos y lo que conseguimos.

La felicidad aparece cuando tu propósito va más allá de satisfacer muchos anhelos. La felicidad surge de camino a la satisfacción.

La felicidad es un resultado, el propósito el camino.

La felicidad es un resultado, el propósito un camino.

Mi propósito es acompañar a la gente a que viva su vida al máximo, acompañar a la gente a que encuentre su camino. Acompañar a la gente a que sea protagonista de sus historias, de su vida, a través de sesiones, charlas o formaciones.

Enseñar y acompañar. Formar y Transmitir. Así veo mi vida.

Y ¿tú? ya sabes ¿cual es tu propósito? Ya sabes ¿Cuál es el camino que te llevará a la felicidad?

Escoge una dirección, confía en tu camino y prueba a ver qué te parece, y si descubres que no te gusta, siempre puedes cambiar de idea.

Es tu vida.

Si queres compartir algo, compártelo en mi blog y si todavía no has encontrado tu propósito y necesitas ayuda: