En este post te voy a dar 6 consejos o recomendaciones para afrontar la incertidumbre en estos tiempos de pandemia para ayudarte a seguir adelante ante los contratiempos. 

Muchas cosas han cambiado desde que en marzo de 2020 fuéramos «conscientes» del impacto que a nivel mundial estaba teniendo una enfermedad llamada coronavirus. Desde que el 11 de marzo del año pasado la Organización Mundial de la Salud declarara el entonces brote de la COVID19 como pandemia nuestras vidas han experimentando un gran impacto.

Ya nos hemos acostumbrado a coexistir con palabras como confinamiento, distanciamiento, cierres perimetrales, o vacunas de Pfizer, Moderna y Astra Zeneca como parte de nuestro vocabulario diario. Para otros, tristemente, la situación incluso se ha tornado compleja en términos laborales; algo que como es lógico genera mucha angustia. Lo común a todos -al margen de cuánto o cómo haya impactado esta situación de manera particular- es sin duda la incertidumbre ante el futuro inmediato.

Estos procesos de «no saber lo que vendrá» generan angustia relacionada a la incertidumbre. Todo muy motivado por concentrarnos en el futuro en lugar de vivir estrictamente el presente. De hecho este es uno de los tips que te voy a dar a continuación. Pero antes una pregunta, ¿sabes cómo hacerles frente?. Precisamente sobre eso he estado reflexionando en estos tiempos para darte algunas recomendaciones que considero indispensables y que pueden ayudarte.

6 consejos

NO TE RINDAS

 

6 consejos para afrontar la incertidumbre en estos tiempos de pandemia

A continuación te aporto seis tips claros y sin artificios para que si optas por prestarles atención e introducirlos en tu día a día pueden ayudarte a minimizar el efecto que la situación provocada por esta pandemia está provocando en tu rutina.

  • Identifica cuál es la verdadera naturaleza de lo que te preocupa. Tener una idea clara de qué es lo que de verdad te quita el sueño es de suma importancia para saber cuál es la situación que de verdad debes afrontar.
  • Céntrate en lo que sí depende de ti. Permíteme que te diga que no puedes controlar todo lo que ocurre a tu alrededor porque simplemente no todas las responsabilidades recaen sobre ti. Enfócate solo en aquello que puedas controlar de manera directa.
  • Toma distancia emocional. La objetividad es indispensable para tomar cualquier decisión y para actuar. Debes distanciarte para aliviar la carga emocional de aquello sobre lo que deseas tener cierto control.
  • Agradece lo que tienes. Este punto es básico. La gratitud obra milagros porque te hace valorar cada momento y apreciarlo como la suma de infinitas bendiciones que ya están en tu vida. 
  • Vive aquí y ahora. Vive el momento presente. Si la mente en el pasado es depresión y la mente en el futuro es ansiedad, parece que el estado de equilibrio ideal está lo más cerca del ahora. ¡Piénsalo!. 
  • Por último, busca ayuda. No temas reconocer que solo/a no puedes. Pedir la ayuda de quienes pueden tener la clave (por experiencia o conocimiento) para tenderte la mano. Esta ayuda puedes pedirla a quienes te rodean pero también a profesionales. Todo depende de la naturaleza de lo que necesites solventar.

RECUERDA que un coach puede acompañarte en ese proceso de saber hacer las preguntas adecuadas para que las respuestas que necesitas broten de tu interior. 


También te puede interesar leer 👉 Coronavirus y gestión emocional de la empresa