Estoy seguro que alguna vez has escuchado frases como «Si pasas la mitad de tu tiempo planificando vas a hacer todo el doble de rápido» o «Si no sabes a donde vas puedes terminar en cualquier lugar». Para evitar esto planifica y programa las acciones de tu empresa.

Si te dejas guiar por la corriente, y vas arreglando las cosas según aparecen, apagando incendios y haciendo las mismas cosas todos los días, éste artículo es para ti.

Si no sabes a dónde vas puedes terminar en cualquier lado

Planifica tus días.

La planificación de tus días, semanas e incluso meses con la suficiente antelación te ayudará a poner las prioridades correctas en su lugar y a planificar tus trabajos importantes.

Consejos que cambiarán tu vida por completo.

Planifica tu semana.

Normalmente yo planifico mi semana la tarde del domingo. Planificar con un día de antelación te hará ganar una gran cantidad de tiempo y tranquilidad.

Haz una lista de tareas.

Pon todas tus tareas allí. No te conformes con ponerlas por escrito , sino que además, asigna un tiempo para cada una de ellas. Procura tener la lista cerca y a la vista, ya que te ayudará a mantener la concentración durante al día.

Acostúmbrate a trabajar en bloques de tiempo.

Trabaja en bloques de 90 minutos y luego dedica 30 minutos al descanso o si estás «on fire» trabaja en bloques de 3 horas y descansa dos.

Crea un horarios diario.

Programa tu día a día e incluye tiempo de reserva para cosas imprevistas que puedan surgir. No te olvides programar tiempo libre o tiempo de diversión en tu calendario.

Anota tus actividades en tu calendario.

Mirar tu calendario cada noche y ver cuales son tus objetivos y las acciones para los próximo días hará que el día siguiente sepas exactamente qué hacer e irás directamente al trabajo, en lugar de perder el tiempo averiguando lo que tienes que hacer.

Lleva las cuentas.

De vez en cuando, comprueba qué has conseguido hacer. Tener un registro de lo que has hecho te dará una visión general de tu productividad y también te ayudará a ver si el tiempo que asignas a cada tarea es realista o si eres demasiado optimista con tus estimaciones.

¿Estás planificando tus días? ¿o simplemente te dejas llevar por la corriente?